jueves, 10 de agosto de 2017

Restaurante - Cafetería "La Torre", una propuesta gastronómica que debes conocer en Badajoz




              Existe, o más bien existía, una antigua creencia (errónea a todas luces) que hablaba de los hoteles como lugares para pernoctar, pero no para comer. Digamos que había una arcaica opinión que hacía, en ocasiones, inviables económicamente los restaurantes de los hoteles.





               Por fortuna, esta idea va quedando poco a poco en el olvido. Las razones son obvias. La excelencia de los fogones de estas cocinas, la calidez en el trato, el esmerado servicio, la calidad de la materia prima y el buen hacer de estos cocineros han conseguido arrinconar estas ideas. También ha influido, no hay que olvidarlo, el hecho de que numerosos cocineros de altísimo nivel (algunos galardonados con estrellas de la más famosa guía de gastronomía) se han decantado por abrir sus restaurantes en hoteles emblemáticos. Ejemplos, afortunadamente, conocemos muchos en nuestro país.  


             En definitiva, un compendio de circunstancias que, todas juntas, aparcan y postergan viejos tabúes.




             Pues bien, un ejemplo de ello lo podemos encontrar en la ciudad de Badajoz; concretamente en el Hotel Badajoz Center (www.hotelescenter.com). Se trata de uno de los alojamientos estrella de esta ciudad extremeña que cuenta, en su planta  baja y con acceso directo, con un magnífico restaurante llamado “La Torre”.


 


             Coqueto, pocas mesas y con aires minimalistas, ofrece al comensal una variada gama de distintas elaboraciones. Buena selección de panes (tradicional, integral,..), sopas frías, entrantes variados (tataki de atún, ensalada, carpaccio, quesos, foie de pato…), pescados (corvina, bacalao, salmón…), carnes (cerdo ibérico, buey, pollo…) y golosos postres (crema de queso, pastel de zanahoria, helados, mousse de chocolate…) forman parte de esta trabajada carta.




                Tuve la suerte de probar hace unos días su menú degustación y disfrutar de este agradable abanico de sabores, sensaciones y texturas. Magnífica y muy aconsejable, desde luego, esta  experiencia gastronómica que desde este blog recomiendo a todos aquellos viajeros que pasen por esta ciudad fronteriza. 




               Digamos que este “menú degustación” contaba con todas las características que se deben exigir a este tipo de comidas: calidad, cantidad, variedad, presentación, cuidado del producto, atención a los tiempos entre plato y plato, etc.
               Os dejo, seguidamente, por el orden en el que se sirvieron cada una de estas elaboraciones que, como veréis en las fotografías, pueden presumir de un precioso colorido en los emplatados.

1.- Salmorejo extremeño con jamón ibérico y daditos de mango y albahaca.




2.- Salmón a la plancha con ensalada fresca de endivia y reducción de soja.



3.- Sorbete de limón y jengibre con polvo de caramelo de violeta.



4.- Pluma ibérica con verduritas, reducción de vino tinto y crujiente de pimentón.



5.- Para finalizar, una magnífica selección de tres diferentes postres: tarta de zanahoria, pastel de chocolate y mango y helado de yogurt búlgaro.
              Los que seguís este blog viajero y gastronómico sabéis que una de mis aficiones son los postres.  Me encantó este "triunvirato goloso". Ahora bien, si tuviera que decidirme por uno de ellos, reconozco que guardo especial recuerdo de la tarta de zanahoria. Una de las mejores que he probado en mi vida.



            El resumen es sencillo y se acota en dos palabras: me gustó.
            Lo primero que me viene a la mente es por qué este espacio gastronómico es tan poco conocido por los pacenses. Razones, obviamente, habría muchas y muy diversas. Seguro que tienen algo que ver con esa creencia que mencionaba al principio de este post sobre los restaurantes de los hoteles. No trato de buscarlas ni justificarlas, pero sí recalco que mi sensación fue muy positiva y ciertamente recomendable. Creo que es ideal para una velada única, para una cena inolvidable, para un aniversario especial o simplemente para disfrutar de una buena comida con amigos o familiares.



               Es cierto que el local puede parecer pequeño, pero también es verdad que este detalle ayuda a crearle un ambiente íntimo y, en cierta forma, una aureola romántica. A veces, lo negativo puede transformarse en positivo. Quizás, por poner un pero, debería haber una mayor y más nítida separación entre lo que es el espacio de cafetería y el del restaurante.



              Otro de las detalles importantes en una comida fue, claro que sí, la compañía.  Estos platos, que se maridaron con grandes vinos (blancos y tintos), también se acompañaron con una amena conversación con André Laguna. Este amigo portugués, afincado ahora por razones de trabajo en tierras pacenses, sabe, y mucho, del mundo de la hostelería y la restauración de esta parte de la península ibérica. Su contrastada experiencia profesional en ambos lados de la frontera hacen que sus comentarios y argumentos en esta materia deban ser tenidos en cuenta. Toda una enciclopedia en estos temas.




                Reconozco que era la primera vez que comía en "La Torre". Había estado en las modernas instalaciones de este hotel en varias ocasiones por diferentes eventos a los que asistí y me gustó el cóctel  y el ágape que prepararon en cada ocasión.

              "A la cama no te irás sin saber una cosa más" es una frase muy utilizada por los españoles para hacer hincapié en que cada día aprendemos algo nuevo, por poco o mucho que sea. Cada día nos regala enseñanzas, experiencias, aprendizajes y sensaciones novedosas que debemos disfrutar y recordar.

             La de ese día fue meridianamente clara: "el magnífico rato que pasé con un buen amigo, en un entorno agradable, disfrutando del buen hacer de los profesionales de este restaurante, tanto en cocina como en sala".
             Como no podía ser de otra manera, un buen café puso la guinda final de esta experiencia culinaria en "La Torre".
             Ya sabéis, para los que venís a conocer nuestra ciudad Hotel Badajoz Center es una magnífico escenario para pernoctar y para comer. A los que sois de estas tierras no está de más poner una noche los ojos en "La Torre". Seguro que os gustará.




Datos útiles:
Teléfono. 924.212.000
Dirección.  Avda. Damián Téllez Lafuente, nº 15 (Badajoz)
Curiosidad. Navegando por la web de Holetes Center descubres impresionantes alojamientos distribuidos por diferentes ciudades de España (Sevilla, Granada, Córdoba, Valencia o Barcelona). Conozco alguno de ellos. Extraordinarios hoteles que pueden convertirse en nuestros "campos base" para conocer estas localidades y sus alrededores.
Un detalle. Como mencioné al principio, es importante el hecho de que el restaurante tenga su propia entrada, sin tener que pasar por el hall del hotel. Obviamente, esto le brinda independencia y personalidad frente a otras dependencias del Badajoz Center.
 


No hay comentarios:

Publicar un comentario